octubre 22, 2015

Les corbeux (Los cuervos)

Como una tormenta me azotan los cuervos, que con sus afiladas plumas rasgan mi piel... no veo la luz entre tal caos... no la veo... Acongojada mi alma se encierra en si misma, hasta que a golpes de cincel y martillo se abre paso violenta la ansiada luz, mi blanca piel se quema con su tacto... cuán cálida es... cuán dulce y brillante se siente.